Bienvenido a Verum News

Nuestro objetivo es dar voz a todas las personas y poner el mundo a su alcance.
Emprender en VERUM y obtener el 100% de las ganancias.

Comenzar

POR QUÉ NO DEBÍ EMPRENDER

Si me hubieran dicho que todo eso pasaría para poder lograr que mi negocio creciera, lo volvería a pensar. Tomaría en cuenta el valor del tiempo, salud mental y mi cartera para evaluar todo

Cuando empecé mi primer proyecto, pensé que no iba a ser tan difícil. Tenía una buena idea, estaba motivado y sentía que a nadie más se le había ocurrido. Me imaginé a un gran número de personas comprándome; sentí que sería algo que solucionaría un problema, aposté a que se volvería masivo y soñé con que generaría ingresos suficiente para crecer. Pero después de unos meses de empezar, me di cuenta que no sería tan fácil como parecía. Que el proceso sería lento y que no era para todos.

Me di cuenta que para que mi proyecto funcionara, tenía que dedicarle mucho tiempo. Mucho más tiempo que las horas normales “establecidas” de trabajo. Me di cuenta que los fines de semana se volverían días laborales y las noches se volverían cortas. Los planes con amigos ya no serían tan constantes. Tuve que asumir todo tipo de roles que existen en cualquier empresa. Me pagaría mal o a veces ni me pagaría. Limitaría mis vacaciones. No tendría oportunidad de enfermarme. No podría faltar. Si falto ¿Quién vende? ¿Quién abre la oficina/tienda?. Me volví padre de un bebé llamado empresa y tendría que sacarlo adelante. Me enojé con él de vez en cuando por que no nos entendíamos. En varias ocasiones, pensé en no seguir. Aprendí que el 100% de mis ventas no son el 100% del dinero que tengo en mi cuenta personal. Con mi equipo, sería el último en pagarme. Sería el último en irme. Sería el primer responsable ante todo. Me volví psicólogo hasta del perro. Tuve que aprender a sumar y entender el concepto de costos. En fin, me di cuenta que no podía fallar.

Si me hubieran dicho que todo eso pasaría para poder lograr que mi negocio creciera, lo volvería a pensar. Tomaría en cuenta el valor del tiempo, salud mental y mi cartera para evaluar todo lo anterior. Ni en mis sueños me lo imaginaba. Si alguien me lo hubiera planteado no habría emprendido.

Por qué SÍ debería emprender

Sin duda, el tiempo, experiencia y golpes harán que entiendas lo que significa crear una empresa. Nadie sabe a lo que se va a enfrentar hasta que experimenta la realidad en el primer día de operación. Si estás dispuesto a comenzar un proyecto, entregarlo todo, invertir tu tiempo y asumir riesgos, adelante. Estarías haciendo un mal negocio invirtiendo tu tiempo en algo que no tiene tu completa atención.

Si quieres que tu idea o negocio se convierta en empresa y sea exitosa, toma en cuenta los puntos anteriores. Considéralos dentro de tu plan y prepárate. No te guíes por el mito de los empresas que se volvieron multimillonarias de la noche a la mañana. No te subas a la burbuja de ser un Google, Facebook, Uber u otros en corto tiempo y con poco esfuerzo. Sin duda, apunta a ser como ellos, pero para empezar, prepárate para sudar y confiar en la suerte. No te estoy diciendo que no se puede, al contrario, te estoy anticipando y aconsejando lo que a varios “emprendedores” nos ha pasado. Te estoy planteando situaciones lógicas que a veces, al inicio, pasamos por alto.

“Trabajo cuando tengo tiempo”, “a veces me da tiempo”, “hoy no puedo”, “eso a mi no me toca”, “trabajo medio día aquí y medio día allá”, “eso no me pasa a mí”, “lo dejo para mañana”, “entro a la hora que quiero” y otras frases limitadas, deberán desaparecer de tu día a día. Comenzar con un proyecto significa una de las mayores satisfacciones que podrás tener, pero tendrás que sudar y aguantar todo los que el éxito conlleva.

Recuerda que la motivación sube y baja sin avisar. Lo que no debes perder, es el foco de estar haciendo cosas todo el tiempo y controlar las emociones, viéndolas como parte del proceso de crear un gran proyecto, un gran negocio y una gran empresa.

Sin duda, empezar un proyecto de negocio puede resultar en un momento muy positivo en donde te convences de lo capaz que eres para crear algo. Es un momento en donde retas al intelecto y encuentras alternativas y soluciones para salir adelante. Es un examen continuo de paciencia en donde tus emociones se vuelven más locas. Pero sin duda, tienes que comprometerte, ser constante y darlo todo.

Si vas a emprender, apunta, aguanta, entiende, realiza, genera y vuelve a apuntar.

emprender

¡COMENZÁ A ESCRIBIR AHORA!

Todos pueden formar parte de Verum. Creá tu cuenta y comenzá a compartir tus opiniones.

Comenzar
ARTÍCULOS RELACIONADOS
COMENTAR
  • Sofia Sofia 2 Ago. 2017 15:36

    Yo me siento emprendedora, tengo una marca de bikinis, estamos recién arrancando. Es tal cual como decis todo parece re lindo, pero hay mil cosas que tenes que estar encima porque si no, no se hacen!
    Es verdad que me encanta cuando estoy diseñando o haciendo los bikinis y no veo el tiempo pasar!

  • SantiagoDelSel SantiagoDelSel 30 Julio 2017 19:12

    Me encantó! Muchas gracias por las palabras