HAPPY PROBLEM

Hoy volví a dedicarle tiempo a esa idea que estoy convencido que será un éxito pero que todavía no estoy listo para hacerla realidad.

Hoy volví a dedicarle tiempo a esa idea que estoy convencido que será un éxito pero que todavía no estoy listo para hacerla realidad.

Hoy vi que alguien más está desarrollando un proyecto similar al que llevo mucho tiempo pensando y por desidia no lo he iniciado.

¿A qué se debe esto? ¿Por qué lo hago? ¿Qué me hace falta para arrancar?

Estas situaciones y preguntas son con las que muchas personas se enfrentan todos los días. Generalizo, ya que pasamos mucho tiempo con ideas, proyectos y negocios imaginarios pero poco concretos.

Me refiero a la situación constante en la que nos motivamos, vemos una oportunidad, le dedicamos tiempo y a la mera hora…nada.

Ves pasar meses e incluso años y cada momento de lucidez, tu propósito se reactiva diciendo ¡Ahora sí! pero pasa el tiempo y…nada.

¿A qué quiero llegar con esto?

Hace unos meses me topé con el concepto que desde ese día he utilizado para impulsar y llevar a cabo proyectos en mi empresa: HAPPY PROBLEM.

¿Qué es?

Traducido de manera lógica, te daría a entender que es un “problema feliz” y seguro lo primero que piensas es ¡No quiero más problemas! ¿Problema feliz?¿Cómo es eso?

Te explico, happy problem:

- Es aprender a vender.

- Es vender algo sin tenerlo.

- Es vender sin estar terminado.

- Es apalancarse.

- Es conseguir oxígeno.

- Es hacer un buen pitch.

Con lo anterior no me refiero a vender aire. No. Me refiero a que muchas veces, dejamos de iniciar nuestros proyectos ya que ponemos como pretexto no estar listos. Me refiero a que estamos esperando el momento preciso y que se alineen los astros para que todo esté perfecto y salgamos a vender. Me refiero a que esperamos tener el dinero o recursos suficientes para lanzar nuestros proyectos y todo lo anterior, se vuelve una inmensa bola de pretextos con lo cual nunca iniciamos nada.

Te pondré un ejemplo.

Desde el primer día que tienes una idea o proyecto considéralo como un HAPPY PROBLEM.

Aunque no tengas el producto terminado. Aunque no lo tengas físicamente. Aunque todavía te falte tiempo para tenerlo perfecto. Sal y véndelo. ¡Sí! Véndelo.

En un artículo previo, hablo sobre cómo convertirte en el mejor vendedor en donde te insisto que salgas y le cuentes a todo el mundo de tu proyecto desde el día en que lo concibes o literal, desde que te animas a ponerle nombre.

Evalúa la siguiente situación:

Cuando se trata de proyectos propios, aplazamos el tiempo y nos comprometemos de acuerdo a los espacios libres que tenemos. Pero cuando se trata de proyectos ajenos le dedicamos el 100% y un poco más.

Piensa lo siguiente, si desde el primer día buscas un HAPPY PROBLEM verás que el tiempo y lanzamiento de tu idea empezarán a cobrar forma.

Es más, utiliza el modelo de Kickstarter y/o Fondeadora como un ejemplo donde encontrarás muchos HAPPY PROBLEMS.

¿Si todavía no sabes qué son estas plataformas? Échale un ojo: www.fondeadora.mx

En estas plataformas encontrarás a personas con grandes ideas que, en lugar de limitarse a tener sus proyectos terminados, lanzan un prototipo y lo ofrecen al mercado. De una idea hacen una presentación, un video, se ponen creativos y ¡listo! Salen a vender. Y la mayoría de las veces, lanzan sus proyectos sin tener el producto terminado o sea en estado de prueba (aka. estado beta).

Lo que hacen con esto es conseguir oxigeno, validación y recursos para que en la fecha en que tengan listo el producto que acabas de comprar, te lo entreguen.

Velo como una preventa. No tienes el producto o servicio terminado pero lograste convencer y generaste una venta. Y con esta venta lograda haz conseguido un Happy Problem.

Y ¿Por qué esto?

Porque a pesar de haber vendido y no tener aún el producto, has conseguido un problema de tiempo en el cual tendrás que mover todos los recursos para cumplir. Y si te das cuenta, tendrás una fecha comprometida para salir al mercado.

Un HAPPY PROBLEM es forzarte a conseguir un deadline. Es conseguir un momento de felicidad por haber realizado una venta y a la vez, preocupado pero motivado por entregar lo que te acaban de comprar.

Busca que tus PROBLEMS se vuelvan HAPPY.

PD. El tema más importante cuando tengas tus HAPPY PROBLEMS es que cumplas con lo prometido, por que si no, la próxima vez que generes otro HP, será más difícil quitarle el PROBLEM.

------

Si te gustó y sirvió, ayúdame compartiéndolo

Si quieres leer más artículos como este, visita www.opentalks.com.mx

empresa
Empresas B
emprender
negocios
¿Te sirvió este artículo?

Si

No

¡COMENZÁ A ESCRIBIR AHORA!

Todos pueden formar parte de Verum. Creá tu cuenta y comenzá a compartir tus opiniones.

Comenzar
ARTÍCULOS RELACIONADOS
COMENTAR
  • SantiagoDelSel SantiagoDelSel 9 Ago. 2017 16:40

    Toda la gente que te advierte de los problemas de un proyecto antes de que exista... Si tenes problemas es porque estas haciéndolo!
    Aguante los "Happy Problems"!